No son pocas las ocasiones en las que los restaurantes dan a sus clientes “gato por liebre”, aunque en este caso hablamos de “vaca por buey”. El chuletón de buey y de vaca son diferentes en múltiples aspectos, e identificarlos es fundamental para tener la certeza de saber lo que se come. Desde Asador Mutiloa, queremos que conozcas las diferencias para que sepas lo que te ponen en el plato.

 

Principales diferencias entre el chuletón de buey y el de vaca

Entre las principales diferencias entre ambos tipos de carnes podemos destacar las mencionadas a continuación.

Precio

La principal diferencia entre el chuletón de buey y el de vaca es el precio. La carne de buey es mucho más cara que la de vaca y esto se puede percibir al comprar en el mercado o en el plato que nos sirven en un restaurante. El kilo de carne de vaca oscila entre los 20-25 euros el kilo, mientras que la de buey no baja de los 40 euros el kilo. Así que si encuentras una supuesta carne de buey a un precio sospechosamente bajo, probablemente no sea buey.

Sexo y edad

La carne de vaca viene de las hembras, mientras que la carne de buey viene de los machos. En ambos casos la edad de los animales tiene que superar los 48 meses, pero como principal diferencia, el buey tiene que estar castrado mientras que la vaca no. Esto tiene implicaciones en la cantidad de grasa de la carne, que en el caso del buey es superior y le da un sabor más gustoso, algo que está provocado por el cambio hormonal que se produce tras la castración.

Color, textura y sabor

La carne de buey se puede reconocer a simple vista porque tiene un color rojo muy intenso, su textura es más compacta y tiene líneas de grasa entrevenadas que se perciben rápidamente. En cuanto al sabor, la carne de buey tiene un sabor fuerte y contundente. En el caso de la carne de vaca, estamos ante una carne de color rojo intenso pero más clara que la de buey, y además su grasa entrevenada es mucho más reducida. En cuanto al sabor, la carne de vaca ofrece un sabor mucho menos intenso y más convencional.

 

Estas son las principales diferencias que cualquier persona puede apreciar entre la carne de buey y la carne de vaca. En definitiva, elementos a tener en cuenta para estar 100% seguros del tipo de carne que se compra o consume.