Vamos a aprender cómo hacer un buen chuletón en casa, y es que estamos hablando de un proceso que, pese a que parezca sencillo, lo cierto es que implica conocerlo bien a la vez que respetamos los pasos para lograr el mejor resultado posible.

Encuentra el chuletón perfecto

La materia prima es una de las bases esenciales para cocinar el chuletón perfecto, de manera que debemos empezar encontrando una carne de calidad y que sepamos que está respaldada por el proveedor.

Por supuesto, tenemos la posibilidad de encontrar diferentes alternativas (buey, ternera…), más o menos curadas, etc., pero en este sentido ya va el gusto de cada uno, por lo que el objetivo es encontrar carne de calidad y que nos satisfaga.

Trucos sobre cómo hacer un buen chuletón en casa

Para conseguir hacer un buen chuletón, debemos tener en cuenta estas recomendaciones:

  •         Saca el chuletón del frigorífico con tiempo para que se ponga a temperatura ambiente, quedará más tierno.
  •         Pon la plancha o sartén al fuego y espera a que se caliente (generalmente basta con cinco minutos).
  •         Echamos aceite al chuletón por ambas caras y ponemos en la sartén.
  •         Dejamos tres minutos por una cara y damos la vuelta.
  •         Añadimos sal en la segunda cara y dejamos otros tres minutos.

La cantidad de sal no es necesario controlarla, ya que lo ideal es echar con generosidad.

Eso sí, no recomendamos añadir sal hasta dar la vuelta al chuletón, ya que de esta forma perderá menos líquidos, puesto que la cara ya cocinada estará sellada y evitaremos así la absorción, logrando un resultado mucho más jugoso y sabroso.

Ha llegado la hora de que aprendas cómo hacer un buen chuletón en casa, y consigas sacar partido a esa pieza de carne sabrosa y que, bien cocinada, se puede convertir en uno de tus platos favoritos. Desde Asador Mutiloa esperamos que estos consejos sean de utilidad.

Call Now Button